Visionarios | | Astroaspe

Visionarios

Ver lo que solo unos pocos pueden, es una de las cosas que más se aprecian en la vida.

Los astros han cautivado la atención de los seres humanos a lo largo de su existencia, aunque ahora quizás veamos menos el cielo de lo que lo hacían nuestros antepasados, sigue siendo un mundo fascinante.

Desde el invento de Galileo Galilei, la forma de ver el cielo cambió para siempre. Su invento que era un tubo con dos lentes que ofrecía la posibilidad de ver objetos que estaban a distancia como que si estuvieran más cercanos. El tubo contenía ocho lentes con aumento. Y ese invento nos acercó más al cielo, con él comenzaron a florecer fascinantes  descubrimientos sobre la astronomía.

cosmos

El poder ver, gracias a los grandes telescopios como el Hubble, la maravilla del universo en el que estamos, es una experiencia sublime. Poder apreciar galaxias que están a millones de años luz de nuestro planeta, observar las explosiones solares, estudiar cometas, apreciar impactos como el del ShoemakerLevy, en tiempo real, ha sido algo sensacional. Este famoso telescopio que orbita a 593 kilómetros puede obtener resoluciones ópticas de elevadísima calidad.

El Hubble  dispone de dos espejos, el principal tiene 2, 4 metros de diámetro y solo el ingenio hizo posible una proeza de tan alta exigencia. Posee varios espectrómetros y además de tres cámaras, una de campo estrecho, otra de campo ancho y una infrarroja.

Pero si este magnífico telescopio parecía fantástico su sucesor lo superará por mucho. Se trata del James Webb y tendrá una potencia superior por 100 veces al Hubble. Sus imágenes darán cuenta de la formación de las primeras galaxias del universo. Lo que nos espera será asombroso.

En tierra también se tienen grandes puntos de observación en los cuales existen grandes telescopios, son equipos muy sofisticados y de gran precisión, razón por la cual su mantenimiento preventivo garantiza su buen funcionamiento. Los lentes, son muy delicados y aunque pueda pensarse que quizás el trabajar con un compresor de aire pequeño sea apropiado, nada está más lejos de ser cierto, la alta presión puede hacer que las partículas de polvo los rayen, además la presión del aire puede descalibrar los delicados engranajes mecánicos. Una pequeña raya en el lente de un telescopio, lo dañaría para siempre.

telescopio

No todos los telescopios tienen un nivel de precisión tan elevado, en casa pueda que tengas uno de muy buena calidad pero no del nivel de sofisticación del que estamos comentando, aún así, el cuidado debe ser extremo, porque el principio es el mismo, bastará una raya en el lente para que ese mágico instrumento de observación se dañe. Por lo que es recomendable que no uses tampoco compresores para limpiarlo, pensando que es la manera más adecuada de hacerlo.

Es seguro que no querrás perder el privilegio de ver lo que otros no pueden e incluso registrarlo, si tu telescopio posee el dispositivo para fotografiar. Gracias a él, podrías llegar a nombrar un nuevo cometa y el reconocimiento te dejaría con una importante huella en la historia de la astronomía mundial.